3 jul. 2011

Misterio en Chapultepec (Fábula de la Ciudad de México)

—Te lo juro por ésta: nadie ha visto a la Kikos desde antier, cuando le hacía gracias a un fulano para ver si le daba algo de comer. Y ahora nadie sabe donde anda la Zulema tampoco.
—Seguro esas pinches ardillas se fueron de briagas y mariguanas. Cuando las encuentren hasta la madre, vas a ver que la regaste al armar todo este desmadre, dizque desaparecidas…
—¡Mira, mira! ¡Ahí viene corriendo el Tripas, trae hasta la lengua de fuera!
—¡Sálvese quien pueda! ¡Sálvese quien pueda!
—¡Ora! ¿Pos que te traes?
—¡Son los pinches chilangos, se van a cenar a quien se deje! ¡Ya empezaron a llevarse también los pavos reales! ¡Si se descuidan, hasta el puto panda se comen ! ¡AHÍ VIENEN! ¡CORRANLE WEYES!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario